7 consejos para el manejo del dolor de artritis

Hay muchas maneras de ayudar a manejar el dolor de la artritis. Con la ayuda de su médico, encuentre el enfoque adecuado para usted.

La artritis puede afectar cualquier cantidad de articulaciones del cuerpo y causar dolor, hinchazón y rigidez. Si bien puede presentarse a cualquier edad, se vuelve más común con el paso de los años. Si usted tiene artritis, es importante que conozca en qué consiste y cómo manejar el dolor que ocasiona.

¿Qué es la artritis?

Contrario a lo que se cree, la artritis no es una única enfermedad o condición médica. La palabra artritis se utiliza para una variedad de problemas en las articulaciones, que incluyen:

  • Espondilitis anquilosante (ES)
  • Gota
  • Osteoartritis
  • Artritis reactiva (síndrome de Reiter)
  • Artritis reumatoide

Independientemente del tipo de artritis que usted tenga, existen diferentes enfoques que pueden ayudarle a manejar el dolor.

1. Consulte con su médico

Como su aliado personal en el cuidado de la salud, su médico está comprometido a ayudarle a sentirse mejor. No tema hablar sobre cómo el dolor lo afecta o los pasos que ha tomado para tratarlo. Juntos, pueden usar esta información para crear un plan de manejo del dolor que sea mejor para usted. Ya sea que lo refiera a un especialista o le recomiende tomar clases o asistir a un programa, su médico lo guía en el cuidado de su salud. Y recuerde: su médico y su equipo de atención están conectados con usted y entre sí a través de su historia clínica electrónica, la cual los mantiene actualizados sobre su historial de tratamiento, resultados de laboratorio, medicamentos y más.

2. Lleve un diario de dolor

Puede usar una libreta, calendario o aplicación de teléfono, como Evernote, para llevar un seguimiento de los tipos de dolor que sienta. Asegúrese de incluir la fecha, qué provoca el dolor (por ej. el estado del tiempo o el nivel de estrés) y una descripción del dolor. Comparta este diario con su médico.

3. Añada a su rutina el ejercicio ligero

Es esencial mantenerse activo para manejar el dolor de la artritis. La elongación, el entrenamiento ligero para fortalecer los músculos, caminar y la actividad aeróbica de bajo impacto pueden prevenir y aliviar los síntomas.

Practicar natación es otra excelente opción, ya que es un ejercicio de bajo impacto, aeróbico y al mismo tiempo de fortalecimiento. Pero si la natación no es lo suyo, hay otras actividades ligeras pero eficaces que puede probar, como:

  • Gimnasia aeróbica en silla
  • Levantamiento ligero de pesas
  • Usar una bicicleta reclinable
  • Tai chi
  • Caminar y hacer gimnasia aeróbica en el agua
  • Yoga

Recuerde: Consulte con su médico antes de comenzar un programa de ejercicio.

4. Mantenga su peso bajo control

Pesar de más puede agregar presión en las articulaciones que soportan peso (como las caderas, rodillas y tobillos). Pregúntele a su médico si usted está en un peso saludable. En caso contrario, el médico podrá recomendar un plan para bajar de peso que sea adecuado para usted.

5. Pruebe alimentos antiinflamatorios

Ciertos alimentos y especias pueden reducir la inflamación, y por ende el dolor causado por la artritis. Algunos alimentos que combaten la inflamación incluyen:

  • Frutas de color rojo y morado
  • Los pescados con alto contenido de ácidos grasos omega 3, como el salmón y el atún
  • Jengibre
  • Verduras de hoja verde
  • Cúrcuma

Ya que está considerando la nutrición, pregunte a su médico o farmacéutico si hay alimentos que deba evitar, en especial mientras toma ciertos medicamentos.

6. Use hielo y calor

Según el tipo de dolor que sienta, una compresa caliente o fría puede hacer maravillas. Si no está seguro sobre cuál usar, esta es una guía rápida:

  • ¿Adolorido y rígido?
    El calor húmedo puede aliviar el dolor al mejorar la circulación y relajar los músculos circundantes. Pruebe usar una almohadilla calentadora, tomar una ducha o baño caliente, o aplicar compresas calientes por 20 a 30 minutos 2 o 3 veces al día.
  • ¿Articulaciones hinchadas e inflamadas?
    Las compresas frías pueden reducir calmar el dolor al reducir la hinchazón y bajar la inflamación. Aplique una bolsa de hielo en las articulaciones hinchadas y adoloridas por 10 a 20 minutos 2 o 3 veces al día. Asegúrese de colocar una toalla delgada entre el hielo y la piel.

7. Pida ayuda

El manejo del dolor puede poner un gran peso en sus emociones. Los sentimientos de depresión, ira, frustración y miedo son efectos secundarios comunes del dolor crónico.

Si alguna vez necesita ayuda para enfrentarlo, informe a su médico de inmediato. Su médico puede referirlo a un terapeuta, grupo de apoyo u otro recurso útil.

¿Necesita ayuda?

Nuestros representantes expertos siempre están felices de responder cualquier pregunta que pueda tener.

Si no es miembro de Kaiser Permanente

Llámenos al (855) 219-7323

Miembros de Kaiser Permanente

Llámenos al (877) 320-9417